¿Quien es?

enrique moreno gonzalez

Licenciado en medicina y cirugía por la Universidad Complutense de Madrid y se especializa en cirugía, siendo uno de los pioneros en el trasplante hepático y en cirugía de enfermedades complejas gastrointestinales, pancreáticas y biliares.

Considerado una de las máximas autoridades mundiales en cirugía y trasplantes, e innovador en las técnicas quirúrgicas actuales.

Son importantes sus aportaciones al tratamiento de la hipertensión portal, los tumores malignos de la vía biliar y del hígado. Ha desarrollado nuevos procedimientos quirúrgicos, como la derivación mesentérico-cava de la vena yugular interna o el tratamiento del cáncer de cardás esofagogastrectomia ampliada.

Ha trabajado ampliamente por el aumento y la mejora de las donaciones de órganos en España y sobre las técnicas de mejora de la efectividad de los trasplantes.

Catedrático de Patología quirúrgica de la Universidad Complutense de Madrid.

Es miembro de la Real Academia de Medicina y de la Médico Quirúrgica de España, y miembro honorario de las asociaciones de cirujanos de numerosos países (como Estados Unidos, Francia, Portugal, Italia, Japón, Argentina, Colombia, Chile, Venezuela, Panamá, Cuba…), entre muchas otras instituciones a las que pertenece.

Ha recibido la medalla de oro del Congreso Mundial del Colegio Internacional de Cirujanos.

Medalla Semmelweis de la Universidad de Budapest, Doctor honoris causa por la Universidad de Palermo (Italia), Doctor honoris causa por la Universidad de Extremadura, Doctor honoris causa por la Universidad Rey Juan Carlos I de Madrid, Profesor Honorario de distintas universidades europeas, americanas y asiáticas.

Fue elegido Médico del Año en 1985 y Médico de la Década, entre otros galardones.

Autor de cientos de publicaciones científicas internacionales del máximo nivel y muchos libros.

En 1999 fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica. Jefe durante muchos años del Servicio de Cirurgia General y Trasplantes Abdominales del Hospital 12 de Octubre.
Actualmente Director del instituto de cirugía oncológica,hepato-bilio-pancreática y trasplante de órganos abdominales del Hospital Universitario Doce de Octubre. Realizando la actividad clínica docente e investigadora de su competencia.

El ultimo Doctorado honoris causa le fue concedido por la Universidad de Málaga el 5 de mayo de 2011.

via wikipedia

22 thoughts on “¿Quien es?

  1. Viaje desde argentina a realizar una rotacion en su servicio, es el mejor cirujano que vi en mi vida y no creo que vuelva a ver otro asi, en lo profesional como en lo humano. saludos profesor.

  2. Todo mi apoyo y la de mi hermano para un hombre que me ha permitido a volver ser dueño de mi destino. Donde un día unos médicos me ofrecian dos meses de vida, el Dr. Enrique vio toda una vida por delante y si así aún no lo fuera nunca olvidare su interes por intentarlos, porque para soñar hay que creer.
    Gracias por hacerme soñar y mantener a mi familia despierta.
    Un fuerte abrazo para una persona, que además de ser persona es un médico que cumple el primer mandamiento en medicina: ofrecer confianza.

  3. Nuestro apoyo y agradecimiento al Dc Moreno, por su extraordinaria y admirable dedicación, profesionalidad y exitosa carrera, en la que está salvando la vida a muchas personas a diario. Yo he tenido la gran suerte de estar en sus manos y gracias a él, a su equipo y por supuesto a Dios, hoy puedo dirigirme a todos con este mensaje.

  4. Soy paciente del Dr. Moreno. Mi agradecimiento es infinito. Gran médico que disfrutamos gracias a su dedicación al enfermo y a la medicina. No tengo más que palabras de agradecimiento a su trabajo.
    Mª Claudia Sendino

  5. Yo soy otro afortunado por haber sido tratado por el doctor D. Enrique Moreno.
    Lo soy doblemente ya que a mi condición de paciente se une la circunstancia de compartir la dedicación profesional a la medicina asistencial. Este doble aspecto me ha permitido conocer a lo largo de estos años desde un punto de vista privilegiado su doble faceta personal y profesional.
    A sus múltiples y mundialmente reconocidas capacidades profesionales, he de añadir su gran capacidad de transmitir esa sensación de confianza al paciente, esa capacidad de superación de la enfermedad que tanto beneficia al paciente y contribuye al proceso curativo.
    No es menos conocida su capacidad de transmisión del conocimiento tanto desde su aspecto como profesor como de difusor a nivel mundial del alto nivel que presenta la sanidad española. Ha contribuido de manera notabilísima al avance en la cirugía hepática con el consiguiente beneficio para la salud de nuestra comunidad.
    Por todo ello quiero dar las gracias.
    Gracias Enrique.
    Gracias desde el egoísmo de haber sido beneficiado personalmente por tus manos, y gracias por haber contribuido tanto en beneficio de la salud física y social de esta sociedad tan necesitada de personalidades como la tuya.
    Ignacio Pérez-Moya

  6. He trabajado con el Dr Moreno más de trenta años y solo puedo dar fe de su dedicación y profesionalidad. Su ilusión por la cirugia se hace contagiosa y verle operar es todo un privilegio.No se como se puede poner en duda su dedicacion al enfermo y a la cirugia. Siempre que le hemos necesitado, allí estaba, disponible, cerca..a pesar de no dormir, ni comer ni parar de trabajar, pero siempre entregado a los enfermos.
    Gracias

  7. AMigos ,familiares y pacientes que como yo le estamos agradecidos al Profesor Enrique Moreno os espero a las 9:30 enlos juzgados 51,52 de plaza de Castilla de Madrid para defender la verdad de nuestro doctor y desmontar las injurias que el cuñaisimo y caza recompensas esta volcando en algunas medios de comunicacion que se prestan a ello…..!hazte oír de lo que es realmente nuestra experiencia y fortuna de habernos puesto en mano de nuestro profesor que hoy gracias a su tesón,entrega y profesionalidad podemos contarlo.¡Os espero¡ Saludos Julio

  8. Carmelo Aguerri Sopoy
    Soy paciente del doctor Enrique Moreno desde el 2 de noviembre de 2005 en al que me operó de un cáncer de colon .La suerte y la Divina Providencia hizo que me pusiera en sus manos.A él le debo mi vida.
    Siento enormemente el trance por el que está pasando y se que es de todo punto injusto ,mucho ánimo doctor , su familia , sus amigos y sus pacientes le necesitamos y le agradecemos todos sus esfuerzos en llevarnos hacia adelante.
    Carmelo

  9. quiero agradecer a Enrique Moreno lo que ha hecho por mi familia.Ha oprado a varios salvandoles la vida,como a tantos otros que conozco,con cariño y dedicación total.Dá tanta confianza..Los enfermos son SU VIDA.
    No comprendo la tremenda injusticia que le está pasando.
    Todos deberiamos saber que entrar en un qurófano, tiene riesgo,pero se nos olvida pensar que la vida depende de DIOS, Y Este llama cuando quiere.
    No hay derecho a destrzar la fama y el esfuerzo de una persona así
    Para tí, Enrique todo el cariño y agradecimiento
    Mary Carmen

  10. Enrique,me parece tan injusto lo que te está ocurriendo,que no lo puedo entender.
    En mi familia,has salvado la vida a mi padre, dos veces de cancer, a mi hermana Belén también con un cancer de recto y,otra vez la operaste de esofago.Has operado también a mis hijos, y siempre que te hemos necesitado, allí estabas tú, disponible, cerca..a pesar de no dormir, ni comer ni parar de trabajar, pero siempre entregado a tus enfermos, a los que más te necesitaban.
    Te conozco desde hace muchos años,y siempre me ha admirado, que aceptaras enfermos deshauciados aunque pudieras jugarte tu prestigio

  11. En mayo de 2008 se me diagnosticó un adenocarcinoma sobre esófago de Barret al tiempo que se me aconsejó contactar con el Dr. Enrique Moreno González consumado especialista en este tipo de cirugía de enorme dificultad técnica de ahí que el índice de mortandad durante y tras estas intervenciones quirúrgicas sea francamente elevado. Me desplacé desde Granada a Madrid y el cuatro de junio en la clínica de la Luz, el Dr. Moreno me realizó una esofagectomía y resección ganglionar en tronco celíaco y ganglionar perigástrico con esófago-gastrostomía T-T la cuál requiere de una depuradísima técnica así como de una excepcional maestría y experiencia, cualidades que adornan con creces la intachable carrera profesional de D. Enrique Moreno. A pesar de las dificultades el resultado fue francamente satisfactorio, ya que en la actualidad llevo a cabo una vida cotidiana normal y la funcionabilidad en la deglución y proceso digestivo está totalmente normalizada.

    De nuevo tuve que ponerme en las maravillosas manos del Dr. Moreno en febrero de 2011 al detectárseme varias adenopatías mediastínicas. El problema fue solucionado con éxito, mediante una toracotomía, por el eminente doctor.

    En definitiva, creo Dr. Moreno que el estar hoy vivo, al igual que ha acontecido con otras muchas personas, se lo debo a Vd. Sí, a su extraordinaria capacidad para la Cirugía y a su enorme entrega y profesionalidad en el campo de la Medicina. Por ello le doy las gracias y le ruego que siga por ese camino que emprendió hace ya muchos años y que tanto beneficio ha aportado a la humanidad.

    También quisiera hacer una reflexión dirigida sobre todo a los medios de comunicación. Sé que los hechos relacionados con el triste fallecimiento del admirado Enrique Morente son siempre noticiables, pero se hace imprescindible guarda el más estricto de los respetos hacia el Dr. Moreno, una persona y un profesional que lo único que ha hecho a lo largo de su carrera ha sido salvar vidas o mejorar la calidd de las mismas a muchos seres humanos, gracias a su inspiración, técnica y dedicación al mundo de la Medicina.

    Un fuerte abrazo y de nuevo gracias D. Enrique.

    ANTONIO ORTEGA DÍAZ

  12. Agradecto de todo corazón,que hace años el Dr.Moreno salvo la vida ami hija.
    Tan solo tenia 39 días y kilo y medio de peso,fue un transplante hepático y todo salio bien.Solo decirle GRACIAS por todo ,por su talento y sabíduria.
    Con todo mi afecto.GRACIAS POR HABER PERSONAS COMO USTED.

  13. Cconozco al Dr. Moreno desde hace 22 años, sus títulos y sobre todo sus pacientes acreditan la intachable trayectoria de este hombre,como es posible que haya gente que se preste a este linchamiento que esta sufriendo. Un Abrazo Dr.

  14. Estoy aquí para dar ánimos al gran médico que disfrutamos gracias a su dedicación al enfermo y a la medicina, y ahora tenemos que soportar los comentarios de la prensa amarilla que tratan de echar por tierra la labor magnífica hecha por sus maravillosas manos.
    Menos mal que tiene una lista de espera importantísima y espero que no le entretengan con juicios y mientras tanto esté alguien esperando en algun quirofano para poder vivir……………………. gracias Enrique.

  15. Lo que hay que hacer por no trabajar. Se ha convertido en práctica habitual mediante los medios de la prensa amarilla, dar rienda suelta a la difamación y la calumnia, a distorsionar la imagen de una persona sin importar su trayectoria laboral, su dedicación y sus horas de sacrificio, incluso familiar, empalmando el día con la noche si hace falta para salvar vidas, viajando y siempre al dia en perfecionar técnicas que otros no se han atrevido solo con un fin, salvar vidas como por ejemplo, la mía.
    A mis 43 años, hace 12 años que conozco al Profesor D.Enrique Moreno. Después de un duro y desmoralizante peregrinaje por distintos médicos y hospitales, tanto privados como públicos de toda España, todos solo lograban alcanzar el siguiente diagnóstico, estar conectada a una máquina de diálisis el resto de mi vida. Esto suponía para una mujer de 30 años, un duro y dramático golpe tanto físico, como mental, golpe que acrecentaba mas aún el dolor que ya sufría tras la pérdida de mi bebe a los 5 meses de embarazo, por una preclansia como consecuencia de una diabétes que padecía desde los 16 años.
    Cuando entré en la consulta del Profesor D.Enrique Moreno del Hospital 12 de Octubre, le conté mi caso y tras meticulosas y concienzudas pruebas, vió algo que el resto fué incapaz de ver, la posibilidad de entrar en lista de espera para un doble transplante de páncreas y riñón. Pasé 16 largos y duros meses en la lista de espera, pendiente día tras día, noche tras noche, de una llamada de teléfono que me comunicara lo que tanto deseaba, la existencia de un donante compatible. Después de varias pruebas de compatibilidad, pasé al quirófano, y antes de dormirme y firmar la hoja en la que reconocía los riesgos y peligros de la operación, uno de ellos la muerte, bajé con mi mejor sonrisa al quirófano consciente de que no podía estar en mejores manos en este mundo. En ese momento, antes de dormir, me despedí con un beso al Profesor, diciéndole que sabía que iba a salir todo bien. Tras 12 horas de quirófano, me desperté y tal y como imaginé, pude notar desde el primer instante, que riñón y páncreas funcionaban a la perfección. Se acabó la insulina, se acabo las diétas complétamente restrictivas, se acabó las limitaciones de esta maldita enfermedad. Se abría ante mi una nueva vida, con la calidad y beneficios de cualquier persona sana, y empecé a valorar y a ver con otros ojos mi cuerpo, mi salud, mi vida. Tras 15 días de ingreso en el hospital, siendo visitada a diário por el Profesor, el mismo me quitó drenajes y tubos, y me dió el alta el Día de Resurrección, casualidades de la vida. Tenía ante mí, un camino que 10 años después, sigue estando lleno de momentos felices y que cada día por la mañana cuando me levanto, doy gracias a Dios por poner en mi camino, a este hombre, a esta eminencia y a todo su equipo del Hospital 12 de Octubre, así como por la generosidad de la familia de mi donante.
    Desde mi humilde opinión, y con todo mi respeto, comparto el apodo con el que se conoce al Profesor: “El Doctor que está tocado por la mano de Dios”.
    Gracias Profesor, sabe que tiene mi respeto y deboción, más aún ante situaciones injustas y deplorables como esta, para recordarle a usted y a todos lo mucho que usted vale y representa para el mundo de la ciéncia y la medicina.
    Un beso muy fuerte.
    Clara

  16. Lo que hay que hacer por no trabajar. Se ha convertido en práctica habitual mediante los medios de la prensa amarilla, dar rienda suelta a la difamación y la calumnia, a distorsionar la imagen de una persona sin importar su trayectoria laboral, su dedicación y sus horas de sacrificio, incluso familiar, empalmando el día con la noche si hace falta para salvar vidas, viajando y siempre al dia en perfecionar técnicas que otros no se han atrevido solo con un fin, salvar vidas como por ejemplo, la mía.
    A mis 43 años, hace 12 años que conozco al Profesor D.Enrique Moreno. Después de un duro y desmoralizante peregrinaje por distintos médicos y hospitales, tanto privados como públicos de toda España, todos solo lograban alcanzar el siguiente diagnóstico, estar conectada a una máquina de diálisis el resto de mi vida. Esto suponía para una mujer de 30 años, un duro y dramático golpe tanto físico, como mental, golpe que acrecentaba mas aún el dolor que ya sufría tras la pérdida de mi bebe a los 5 meses de embarazo, por una preclansia como consecuencia de una diabétes que padecía desde los 16 años.
    Cuando entré en la consulta del Profesor D.Enrique Moreno del Hospital 12 de Octubre, le conté mi caso y tras meticulosas y concienzudas pruebas, vió algo que el resto fué incapaz de ver, la posibilidad de entrar en lista de espera para un doble transplante de páncreas y riñón. Pasé 16 largos y duros meses en la lista de espera, pendiente día tras día, noche tras noche, de una llamada de teléfono que me comunicara lo que tanto deseaba, la existencia de un donante compatible. Después de varias pruebas de compatibilidad, pasé al quirófano, y antes de dormirme y firmar la hoja en la que reconocía los riesgos y peligros de la operación, uno de ellos la muerte, bajé con mi mejor sonrisa al quirófano consciente de que no podía estar en mejores manos en este mundo. En ese momento, antes de dormir, me despedí con un beso al Profesor, diciéndole que sabía que iba a salir todo bien. Tras 12 horas de quirófano, me desperté y tal y como imaginé, pude notar desde el primer instante, que riñón y páncreas funcionaban a la perfección. Se acabó la insulina, se acabo las diétas complétamente restrictivas, se acabó las limitaciones de esta maldita enfermedad. Se abría ante mi una nueva vida, con la calidad y beneficios de cualquier persona sana, y empecé a valorar y a ver con otros ojos mi cuerpo, mi salud, mi vida. Tras 15 días de ingreso en el hospital, siendo visitada a diário por el Profesor, el mismo me quitó drenajes y tubos, y me dió el alta el Día de Resurrección, casualidades de la vida. Tenía ante mí, un camino que 10 años después, sigue estando lleno de momentos felices y que cada día por la mañana cuando me levanto, doy gracias a Dios por poner en mi camino, a este hombre, a esta eminencia y a todo su equipo del Hospital 12 de Octubre, así como por la generosidad de la familia de mi donante.
    Desde mi humilde opinión, y con todo mi respeto, comparto el apodo con el que se conoce al Profesor: “El Doctor que está tocado por la mano de Dios”.
    Gracias Profesor, sabe que tiene mi respeto y deboción, más aún ante situaciones injustas y deplorables como esta, para recordarle a usted y a todos lo mucho que usted vale y representa para el mundo de la ciéncia y la medicina.
    Un beso muy fuerte.
    Clara

  17. Hola Enrrique:
    como mi hermana dice, tienes todo nuestro apoyo, yo solo puedo darte las gracias por salvarme la vida y estar ahi siempre que lo he necesitado cualquier cosa q necesites ya sabes donde estoy. el dia 23 me acercare por alli aver si te veo y puedes ver a la pequeña Lidia que esta preciosa.
    un besito fuerte y no olvides que te queremos.
    Bea y Lidia.

  18. Soy paciente del Dr. Moreno. Mi agradecimiento es infinito. Tenemos mucha suerte de que haya en España un Maestro de la CIRUGIA como lo es Usted, Profesor Moreno.
    Haga caso omiso a las insidias (injustificadas e inútiles) de cierto medio.
    Que esas MANOS y carácter excepcionales le acompañen (si ello fuese posible) eternamente.
    Con cariño,
    Mari Carmen Graña y Familia.

  19. Conozco al Dr Moreno desde hace más de 25 años a causa de haber trasplantado a mi hermana y no tengo más que palabras de elogio para él. Toda su vida se ha dedicado a los demás y lo sigue haciendo, no es justo que traten de crucificarlo de esta manera. Todo nuestro apoyo para tí ENRIQUE. ¡Estamos contigo!. SANDRA, BEA, LIDIA, Y FAMILIA

  20. Toda la ayuda que me ha dado estos años de manera desinteresada, quiero correspondérsela con mi apoyo infinito en este linchamiento inmerecido.
    Esta pesadilla pasará y usted verá como los que le queremos y apoyamos estamos ahí porque cirujanos de su categoría son los que necesitamos.
    Un fuerte beso y ánimo.

  21. A lo largo del año 2012, han pasado tres familiares por las manos del Doctor Moreno, y solo tengo buenos recuerdos hacia su persona.
    Todo mi afecto.

Deja tu apoyo a Enrique

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s