Premio de honor Real Academia de Medicina de Zaragoza a Enrique Moreno


Zaragoza.- El doctor Enrique Moreno (Madrid, 1939) lo tiene claro. Eligió su profesión porque vio en ella una forma directa y casi artística de salvar vidas. Al frente del servicio de Cirugía General del hospital madrileño Doce de Octubre y con numerosos reconocimientos nacionales e internacionales a sus espaldas, recibe ahora uno más: acaba de ser nombrado miembro de honor de la Real Academia de Medicina de Zaragoza. Con esa excusa hace un balance de sus principales preocupaciones sanitarias.

Pregunta.- Después de recibir el Príncipe de Asturias, ¿qué supone para usted ser elegido académico de honor?
Respuesta.- Es muy especial porque es una Academia muy importante y fuerte. No es que me haga mucha ilusión, es que es un honor. Siempre se dice que uno no lo merece, pero yo estoy seguro de que me lo merezco. Es una demostración de amistad, de afecto hacia mí. Voy a disfrutar de ese acto.

P.- La Academia nació con el objetivo de cultivar y estimular la investigación en la medicina, ¿qué cree que necesita superar la sanidad en Aragón?
R.- Creo que la sanidad en Aragón va muy bien y que tiene unos investigadores excelentes, tanto en el Hospital Universitario como en el Miguel Servet. No se les puede pedir más a los médicos. Si el propio Ayuntamiento y el Gobierno deciden incrementar sus aportaciones y apoyos económicos, siempre será una inversión estupenda. Pero el rumbo que tiene ahora Zaragoza y la tradición universitaria es la correcta.

P.- Algunos informes indican que es necesario incrementar el número de médicos en Aragón, ¿considera que el número de horas que trabajan es el adecuado?
R.- Nunca he visto a un médico quejarse porque haya trabajado mucho o esté una noche sin dormir. Estuve una etapa en Estados Unidos y los residentes allí hacían oficialmente 112 horas a la semana, pero extraoficialmente se llegaba a las 126 horas. El fallecimiento de una paciente en Nueva York demostró que los médicos tenían fatiga con ese sistema y se redujo a ochenta horas semanales. Pero eso ha sido una hecatombe tremenda y el colegio de médicos advirtió de que con esas horas era muy difícil que los cirujanos pudieran adquirir los conocimientos suficientes como para darles el título después de cinco años. Y en España también son cinco años de residente, pero 48 horas semanales.

P.- ¿No son suficientes?
R.- Es muy difícil que vayan a estar suficientemente entrenados. La mayoría de los residentes están deseosos de que eso no se cumpla. Ahora se penaliza legalmente con la posibilidad de que no reciban más residentes en el futuro aquellos servicios que no cumplan con las horas establecidas. Esas personas no van a aprender. Van a tener peores médicos y no será culpa de los residentes. Recomendaría que siguieran siempre el ejemplo norteamericano, que es un ejemplo de trabajo y de dedicación.

Moreno, este jueves, junto al alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch

Experto en trasplantes

P.- Gran parte de su carrera se ha dirigido a la investigación en los trasplantes hepáticos de donantes vivos, ¿cómo ve la situación en Aragón?
R.- La verdad es que se está haciendo muy bien, tienen un programa muy potente con buenos resultados y unos procedimientos excelentes. Los hospitales se complementan y la verdad es que el número de donantes que hay en Aragón es muy destacado.

P.- Usted, junto con su equipo, tiene el mérito de ser uno de los pioneros en llevar a cabo las operaciones de trasplantes.
R.- Aunque el primer trasplante hepático se realizó en Barcelona, nosotros tenemos algunos picos. No son una medalla ni una moneda de cambio, pero es agradable que entre todos estemos trabajando así. Hemos realizado el primer trasplante en Europa con lóbulo hepático izquierdo procedente de donante vivo, y el primer trasplante en racimo (cuando se trasplantan seis órganos) en España y uno de los primeros en Europa. Y por supuesto realizamos el primer trasplante con donante vivo en España. Cinco años más tarde lo hizo Barcelona.

P.- Transplantar ahora no tendrá nada que ver con sus inicios.
R.- Nosotros empezamos el 26 de abril de 1986. Poco a poco y entre todos hemos conseguido que la técnica sea extraordinariamente sencilla, que ahora sea rarísimo que no se recuperen, incluso cuando operamos receptores enfermos en muy malas condiciones. Además, ya no se utiliza circulación extracorpórea, y es muy frecuente que ya no sea necesaria una transfusión de sangre y que al día y medio de la operación pasen a la planta de hospitalización.

P.- Pese a que España está a la cabeza en donaciones, aún sigue siendo un problema. ¿Ve viable cambiar los trasplantes por una terapia con células madre?
R.- Las células madre, sobre todo en cultivos celulares, son muy importantes. Lo que hacemos son los hepatocitos cultivados, que se les infunde a las personas a través de una vena para que se acantonen, se queden en el hígado, el bazo o en el pulmón y desde allí puedan hacer sus funciones. De esta forma lo que está claro es que estos hepatocitos previamente cultivados funcionan y pueden salvar a una persona de un coma hepático. Esto mejorará las posibilidades de vida y alterará las listas de trasplante, porque ahora tenemos muchos crónicos que se mueren.

P.- Las asociaciones de trasplantados han ayudado a fomentar las donaciones. ¿Considera suficiente el apoyo que reciben de las instituciones?
R.- Las asociaciones son importantes siempre porque son las que pueden influir en los gobiernos, pero en cuanto a los trasplantes siempre he dicho que los gobiernos lo han hecho siempre todos muy bien. Han apoyado a la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). Y esto ha hecho realidad que España sea el primer país en donaciones, muy por encima de otros como Estados Unidos, que están mucho más desarrollados. El motivo es que la sociedad es buena, que hay una ONT excelente, que el director de esta oficina, el doctor Baltasar, ha hecho posible este milagro, pero también que los gobiernos lo han apoyado sin ningún tipo de discusión.

Una relación directa

La Real Academia de Medicina de Zaragoza le ha dado un homenaje

P.- Por cierto, ¿por qué decidió hacerse cirujano?
R.- Elegí esta profesión porque es absorbente, es lo más importante que hay en medicina. La curación se ve más directamente. El cirujano es un médico que tiene prisa, mantiene una relación mucho más directa con el enfermo. Se trata de la vida del enfermo, que te deposita toda su esperanza, que sabe que se va a dormir y esas personas van a actuar sobre su cuerpo. Eso le da, no una mística sino un cariño, rodea de una ternura muy especial nuestra labor.

P.- Pero empezó como especialista maxilofacial.
R.- Empecé a estudiar para ser médico odontólogo, que es lo que soy también, porque mi padre lo fue y mi hermano llegó a ser decano de la facultad de Odontología. Pero me ganó el enfermo complicado, el del cáncer, el de las intervenciones también difíciles. No porque yo sea complejo, sino porque para mí era otro ámbito completamente distinto. Una persona que viva la cirugía profundamente y se entusiasme con los problemas que se pueden resolver con una práctica un tanto artística de la cirugía, el que conoce eso y penetra en todos sus claroscuros termina haciéndose cirujano siempre.

P.- ¿Sus esfuerzos se vieron compensados con el Príncipe de Asturias?
R.- Era un premio absolutamente increíble, como no me creo tampoco el de la Real Academia de Zaragoza. Estoy muy contento porque es la primera vez que se le da el reconocimiento a un cirujano investigador y además trasplantador. Los cirujanos estamos de enhorabuena, vestimos un traje común, el del premio. Me sentí feliz de que se le diera un premio a un cirujano, porque es un trabajo muy duro y es como si la sociedad también premiara todos los esfuerzos, los sinsabores, la dedicación que tiene un cirujano.

Anuncios

Deja tu apoyo a Enrique

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s